Buscar
  • Eudent

Dieciocho con salud.

Actualizado: sep 15


Será un septiembre diferente, el llamado es a “Fondearse en Casa”. No por eso dejaremos de celebrar nuestras fiestas patrias pero siempre haciéndolo de manera responsable.

Gran parte del dieciocho pasa por la tradición gastronómica, y somos nosotros; tus dentistas quienes mejor te pueden asesorar en cómo cuidarte y qué hacer frente a ciertas situaciones.

Respecto a las infaltables empanadas, ícono dieciochero, uno de los mayores cuidados es saber si la aceituna viene o no con cuesco, o descubrirlo mascando con cuidado. Cuando uno come con confianza cae en un proceso automático, sin embargo se produce una alerta cerebral al toparse con un elemento duro inesperado como lo es el cuesco de la aceituna, se gatilla un “arco reflejo” que es una manera de cuidarse frente al imprevisto. Sin embargo sí pasó que mascamos muy fuerte, o que lamentablemente lo hicimos con algún diente debilitado por una tapadura defectuosa por ejemplo, eso podría bastar para generar una fractura no deseada. Estos cracks o fracturas, son impredecibles, yendo desde algo pequeño, hasta la pérdida de la pieza dentaria. Para determinar de que tipo fue, acude a vernos cuanto antes, para valernos de la exploración clínica y la complementación con radiografías para poder determinar qué podemos hacer.

En cuanto al vino, principalmente el tinto, saber que este posee pigmentos que tiñen las superficies dentarias, directamente proporcional a la cantidad ingerida; beba con moderación. El vino también tiene un pH ácido, lo que modifica el ambiente de la boca dejándola más propensa a ataques bacterianos o erosión química.

No cometas el error de inmediatamente ir a cepillarte los dientes luego de haber bebido un par de copas, puesto que el esmalte se encuentra parcialmente debilitado, y cualquier abrasión sobre este sólo lo afectará más. Espera un mínimo de 30 minutos para hacerlo, que es el tiempo que tarda la saliva en normalizar el pH bucal.

Los anticuchos son típicos de estas fechas, ojo con “tironear la carne”. Si los preparan muy cariñosamente, los trozos pueden ser más grande que un bocado, pero evita eso de desgarrar la carne con los dientes; con mayor razón si tienes obturaciones/tapaduras o trabajos estéticos en los dientes de adelante, fuerzas como las mencionadas son peligrosas para desalojar una carilla o romper un composite. Trata en lo posible de llevar el anticucho al plato.

Chicha, pisco-sour, terremoto, pipeño… el abanico alcohólico para endieciocharse es amplio, nuevamente es importante el autocontrol y poner ojo a interacciones o restricciones si es que estas tomando algún medicamento por alguna atención dental reciente. Y no está de más mencionarlo, pero los dientes no son herramientas para abrir botellas de cervezas.

Te deseamos unas saludables fiestas patrias, con alegría y en familia. Siempre siguiendo la normativa ministerial y los consejos de Eudent.


Por Dr. Paul Schoihet M.


69 vistas
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2020 Eudent.